PASO A PASO: ¿Cómo puedo usar TELEMEDICINA?

La telemedicina parece ser una buena opción en estos días pero hace que nos preguntemos ¿cómo funciona?, hoy hablaremos de eso. Ésta increíble herramienta permite que un paciente pueda hacer una consulta u obtener un diagnóstico desde la pantalla de su teléfono o computadora, hasta el punto de recibir tratamientos.

En teoría, un paciente se siente enfermo o con algún problema de salud y decide quedarse en la comodidad de su casa, porque tiene la capacidad de tomar el teléfono o su computadora y mediante una aplicación puede escoger que tipo de medico desea que le consulte. Luego de un par de clics ya estará conectado hablando con su médico y resolviendo su problema de salud. ¿Suena bien, no es cierto? Pues es realmente así. La telemedicina tiene muchas ventajas tanto para el paciente como para el medico pero sin duda una de las principales es que permite destinar el tiempo y los recursos de manera sabia sin la necesidad de saturar los sistemas de salud. Desde luego, la importancia de esto se ve intensificada en los últimos meses por la pandemia.

Desde luego la telemedicina tiene sus limitaciones, un paciente con una emergencia médica o con enfermedades poco frecuentes de difícil diagnóstico, sin duda va a tener que consultar presencialmente a su médico de confianza. Sin embargo, la telemedicina tiene el poder de servir como “filtro” para canalizar que pacientes DEBEN acudir a la sala de emergencias del hospital y quienes pueden quedarse en la comodidad de su hogar y recibir tratamiento directamente. 

Ahora bien, para que la telemedicina funcione, necesitamos que los pacientes sepan utilizar esta metodología y sean capaces de adaptarse a los pequeños requerimientos tecnológicos que se necesitan ¡porque realmente es muy sencillo utilizarla!. A continuación, te enumeramos unos pasos básicos a seguir para poder utilizar la maravillosa herramienta de telemedicina desde tu hogar y a través de la plataforma de WORTIX:

Desde luego la telemedicina tiene sus limitaciones, un paciente con una emergencia médica o con enfermedades poco frecuentes de difícil diagnóstico, sin duda va a tener que consultar presencialmente a su médico de confianza. Sin embargo, la telemedicina tiene el poder de servir como “filtro” para canalizar que pacientes DEBEN acudir a la sala de emergencias del hospital y quienes pueden quedarse en la comodidad de su hogar y recibir tratamiento directamente. 

Ahora bien, para que la telemedicina funcione, necesitamos que los pacientes sepan utilizar esta metodología y sean capaces de adaptarse a los pequeños requerimientos tecnológicos que se necesitan ¡porque realmente es muy sencillo utilizarla!. A continuación, te enumeramos unos pasos básicos a seguir para poder utilizar la maravillosa herramienta de telemedicina desde tu hogar y a través de la plataforma de WORTIX:

1) Asegúrate de contar con equipos tecnológicos básicos: solo necesitas tener una computadora con webcam o cámara integrada que además cuente con conexión a internet y/o un teléfono inteligente en casa (no necesariamente debe ser tuyo, puede ser de otro miembro del núcleo familiar). 

2) Agenda tu cita: el primer paso consiste en entrar a la página web (colocar link WORTIX) y registrarte como paciente para poder solicitar tu cita. Este portal esta disponible las 24h del día, todos los días del año, para atender tus solicitudes siempre que lo necesites. Es probable que al registrarte en portales de telemedicina te soliciten descargar una aplicación móvil a tu teléfono inteligente. 

3) Describe tu problema de salud: lo más importante es que tengas la capacidad de escribir en ese recuadro todas las características de tu dolor, molestia o los síntomas que te llevaron a consultar a tu médico por esta vía. En base a esto, tu médico será capaz de realizar un diagnóstico, así que debes ser muy preciso. 

4) Es probable que si existe mucha demanda en el sitio web te envíen a una sala de espera virtual, donde esperas pacientemente unos minutos hasta que tu médico (el que selecciones según tus criterios) esté disponible para tu consulta online. 

5) Llegada del médico: una vez que llega tu médico, lo verás a través de una video llamada o del chat y podrás conversar con el, con total confianza, para que pueda evaluar tu estado de salud. 

6) El video puede colaborar en la evaluación: puede pedirte que saques la lengua, que levantes los brazos, que hagas determinada maniobra para observar si el dolor aumenta o disminuye. Y mediante estas solicitudes irá estudiando a detalle tu problema de salud para emitir el diagnóstico final y tu tratamiento ideal.

7) Al final de la consulta existe la posibilidad que el médico que te está evaluando, decida que lo ideal es que acudas a un hospital cercano. Esto puede pasar en casos donde se detecte que el problema de salud es una emergencia médica y requieras atención lo más pronto posible. O también en casos donde además de la evaluación clínica se requiera de estudios paraclínicos o de laboratorio (radiografías, ecografías, exámenes de sangre) para poder emitir un diagnóstico certero. 

8) Tratamiento y seguimiento: por supuesto, toda consulta terminará con la receta de tu tratamiento y agendando una cita control para evaluar al cabo de unos días, tu estado de salud. 

¡Si tienes alguna duda extra acerca del uso de la telemedicina, no dudes en consultarme, estoy para ti las 24h del dia!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *