La telemedicina y la cirugía

La eSalud es aplicable a todos los campos de la medicina por ello la rama de la cirugía no es escapa de ella. Sus ventajas son amplias y su aplicación permite aceleración en los procesos de intervención.

Intervenir quirúrgicamente ya no tiene que ser in situ por obligación. Gracias a las nuevas tecnologías pacientes pueden ser operados por los mejores especialistas a kilómetros de distancia. Hoy en día esta tendencia está lo suficientemente avanzada como para expandir su uso y dar acceso a expertos en todo el globo terráqueo a casos tan lejanos como la cantidad de millas a volar.

Esto solo permite una considerable reducción de costos en la intervención. Estas tecnologías van a producir un gran cambio en la sociedad y en el quehacer diario del médico durante la próxima década. Además no solo se habla de la intervención quirúrgica, también entra la fase de recuperación y observación que seguirá siendo por parte del cirujano tratante sin la necesidad de asistir en persona al sitio.

Desde hace 16 años se viene haciendo intervenciones a distancia. Todo esto gracias a un sistema robótico denominado “Da Vinci” que es manipulado por un cirujano asistente en el pabellón con la observación y asesoría del cirujano principal.

Es la que se denomina como telerrobótica, la cual permite a un cirujano situado a miles de kilómetros, dar las órdenes precisas a un robot para que realice la operación que se requiere.
La cirugía robótica ofrece grandes beneficios al paciente, ya que reduce el tiempo de hospitalización, una intervención quirúrgica con menos dolor, menor riesgo de infección e índice de transfusiones sanguíneas, cicatrices más pequeñas y recuperación más rápida.

El robot reproduce en cada momento los gestos que el cirujano le está indicando. Esta tecnología emplea ordenadores que integran una visión tridimensional de alta resolución, con micro-instrumental articulado y controles de mando.

Esta nueva fase de la cirugía ayudada con los avances tecnológicos se denomina como telecirugía asistida y la cual permite que mediante una comunicación permanente por video entre el experto y el cirujano que está realizando la operación, aconsejar y dirigir los gestos que se han de realizar en cada momento para un desarrollo satisfactorio de la intervención.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *