Todo lo que debes saber sobre vulvovaginitis

¿Sabías que cuando hay un proceso inflamatorio a nivel vulvar o vaginal no necesariamente puede estar ligado a infecciones por bacteria, virus o parásitos?

Si así es, la vaginitis y vulvitis, puede ocurrir por diversos motivos, causando sintomatología molesta como es el caso de ardor, inflamación, dolor, prurito  (picazón) en la región vaginal o vulvar o incluso ambas. Cuando ocurre únicamente en la región vulvar se denomina vulvitis, y cuando transcurren estos síntomas incluyendo la región vaginal se denomina vulvovaginitis. Las causas más comunes varían según sea el grupo etario.

Causas en Niñas

Generalmente en las niñas, la vulvovaginitis ocurre por infecciones causadas por la Flora intestinal. La higiene es un factor común que se debe tratar. Un ejemplo de importancia es la limpieza inadecuada de atrás hacia adelante después de cada deposición, el prurito nocturno, el no lavarse las manos después de defecar, antes de comer, etc.

El uso inadecuado de jabones, puede alterar el ph vaginal y causar infecciones e inflamación; Los cuerpos extraños, como por ejemplo el papel higiénico, pequeñas porciones que se dejan sin querer por una mala limpieza. 

En mujeres adultas

En las mujeres adultas en edad reproductiva, las causas más comunes son: vaginosis bacteriana, vaginitis candidiásica, tricomoniasis. 

Las mujeres de edad fértil poseen bacterias naturales, que ayudan a mantener el ph vaginal dentro de los niveles normales, para evitar la reproducción de patógenos que puedan alterar su bienestar. El ph vaginal es alterado, a causa de mala higiene, duchas vaginales frecuentes, uso de tampones de forma prolongada, uso de jabones inadecuados, uso de ropa demasiado ajustada por largos periodos de tiempo, etc. Dando pie a la aparición de infecciones molestas. 

En mujeres menopáusicas 

En las mujeres Menopáusicas y postmenopáusicas, existe una marcada disminución de estrógenos causando un  adelgazamiento de la mucosa vaginal, con lo que aumenta la sensibilidad y predisposición a las infecciones y la inflamación. La disminución de los estrógenos favorece la resequedad vaginal causando vaginitis inflamatoria atrófica. 

Vulvitis no infecciosa 

  Las vulvitis no infecciosas representan hasta el 35% de todas las vulvovaginitis. Pueden producirse por una hipersensibilidad o por reacciones irritantes a diversos objetos de uso corporal, como por ejemplo, aerosoles, perfumes, las toallas sanitarias, jabones tampones, blanqueadores, anticonceptivos, espermicidas, etc.

            El tratamiento radicará de acuerdo al agente causante de la infección o inflamación, es por esto que un interrogatorio exhaustivo será primordial al momento de la consulta. 

 Si has presentado alguno de estos síntomas, y deseas evaluación médica, no dudes en agendar una cita médica, nos puedes contactar a través de nuestra página web www.wortix.com

¡Te esperamos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *