¿HERPES ZOSTER O CULEBRILLA?

Seguramente en algún momento has escuchado o leído algo sobre esta de esta enfermedad, aunque coloquialmente se le pueda llamar “culebrilla”. El herpes zoster o Varicela Zoster, es una enfermedad infecciosa viral, causada por la reactivación del virus latente de la Varicela, situado en los ganglios dorsales medulares. Recordemos que este virus es causante de una de las patologías eruptivas de la infancia conocida como Varicela. Es por esto que dicha enfermedad adopta el  nombre (Equivoco) de Varicela Zoster. Se desconoce la causa de la reactivación del virus.

La infección por Herpes Zoster puede ocurrir en cualquier grupo etario, sin embargo, según estudios realizados, es de cierta preferencia en la quita y sexta década de la vida, se habla de que por lo menos el 30% de los pacientes que presentaron esta enfermedad eruptiva de la infancia, presentaran la reactivación del virus. Y que por lo menos el 10% de los pacientes tendrán una segunda reinfección, luego del primer episodio.

El herpes zoster o culebrilla, NO se transmite de forma directa, lo que se puede transmitir, es el virus de la varicela a una persona sana que nunca haya padecido de Varicela. En estos casos, la persona infectada puede adquirir varicela y no Herpes Zoster. Esta transmisión puede ser de forma directa, con el contacto de las secreciones de las lesiones.

Uno de los síntomas característicos de esta patología, es una erupción vesiculosa, con bordes eritematosos, confinada a un dermatoma, (Def. Zona de la piel inervada por solo 1 nervio raquídeo y su ganglio espinal, quien le confiere la sensibilidad a dicha zona). Asociado a intenso dolor, incluso antes de la aparición vesicular. Mayormente estas lesiones aparecen en la región torácica y/o lumbar. No obstante, también puede afectar la región cervical; o el nervio trigémino, causando una zoster oftálmico y/o lesiones dolorosas en cara, boca, lengua y ojos.

El dolor neurálgico se ve presente en el inicio de la enfermedad, hasta la resolución de la misma. Este dolor de inicio repentino e intenso, limitado al dermatoma, hace inicio a la enfermedad, que de 48 a 72 horas mas tarde va seguido de un exantema maculopapuloso eritematoso, que se transforma rápidamente en lesiones vesiculosas. Las lesiones se pueden desarrollar en una zona única, o continuar su replicación a lo largo del dermatoma, por lo menos por 7 días. Otros síntomas asociados son, fiebre no mayor a 40ºC, nauseas y malestar general.

La resolución de la enfermedad puede realizarse en un periodo de 10 a 14 días. No obstante, pueden quedar secuelas, como neuralgias, que atenuaran en un periodo de un mes.

Las complicaciones mas debilitantes del herpes zoster, es el dolor urente o quemante que acompaña a la neuritis o neuralgia post herpética. En los casos mas graves de la enfermedad, puede causar parestesias, aumentando la sensibilidad de la región afectada o disminuyéndola, siendo esta hasta casi nula.

El diagnostico es clínico, a través del interrogatorio integro del paciente y mediante la observación de las lesiones características de la enfermedad.

El tratamiento tiene como objetivo, mejorar las complicaciones, será  mayormente es sintomático, se utilizan analgésicos específicos para mejorar el dolor. La administración de Antivirales es una buena opción para disminuir la sintomatología del paciente.

RECOMENDACIONES

  1. Realizar baños diarios para humidificar la piel.
  2. Evitar sobreinfección en la piel, con un cuidado meticuloso a la hora del aseo.
  3. Lavados con compresas húmedas en las zonas afectadas y no con agua directamente.
  4. Se puede utilizar lociones anti pruriginosas.
  5. Se deben mantener las uñas cortas.
  6. Se prohíbe el uso de Aspirina en el transcurso de la enfermedad.
  7. Evite rascarse.

Regístrate Aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *