El consumo de alcohol ¿Será entretenimiento o una potencial droga?

Como debes saber, las bebidas alcohólicas son todas aquellas que tienen un porcentaje de alcohol de 1,2% hasta 40%, entre estas, las principales son: bebidas fermentadas (vino, cava, cerveza, sidra) y bebidas destiladas (ron, vodka, whisky). El alcohol, en nuestra sociedad, a diario se asocia directamente con el ocio, la distracción y la diversión, quién no ha incluido a las bebidas alcohólicas en cualquier celebración familiar. Sin embargo, no podemos olvidar que cuando consumimos una bebida con alcohol estamos tomando la decisión de administrarnos una sustancia potencialmente adictiva y perjudicial. El día de hoy, hablaremos con más detalle sobre esto y sobre otros mitos entorno a los efectos del alcohol. 

A  nivel mundial, por medio de guías médicas estandarizadas se estableció un consenso donde “la copa” de bebida alcohólica consisten de “100 ml de vino”, “200 ml de cerveza” y “25 ml de licor destilado”. Ya que, este volumen de cada bebida contiene un promedio 10 g de alcohol puro. A partir de este consenso, se establece “Si consumes más de 2-3 copas al día, de forma habitual, el consumo se vuelve perjudicial para tu salud”. Además de esto, también es importante que consideremos aquellos “consumidores compulsivos” que no consumen alcohol de forma habitual pero en una sola ocasión pueden beberse 5 o más copas, éstas personas se suelen asociar a accidentes de tránsito o laborales, suicidios juveniles y conductas socialmente violentas. 

A continuación te enumeraremos una serie de mitos entorno al consumo del alcohol, que consideramos fundamental que los conozcas para que puedas tomar decisiones más saludables en tu día a día: 

 

  • CONSUMIR ALCOHOL PUEDE SER BENEFICIOSO PARA LA SALUD: ¡Falso!
    La realidad es: El riesgo para determinadas enfermedades directamente relacionadas al consumo de alcohol (cirrosis hepática, deterioro cognitivo, pancreatitis, accidentes de tráfico, etc) APARECE INCLUSO con consumo de bajas dosis de alcohol. Cabe destacar que esos “posibles beneficios del alcohol sobre la salud cardiovascular a dosis bajas”, no sólo no han sido claramente aprobados sino que el alcohol tiene además efectos negativos sobre el corazón (arritmias, hipertensión arterial) incluso consumiendo pequeñas cantidades de bebidas alcohólicas. Así que sin duda alguna, la balanza del beneficio-desventaja, realmente se inclina hacia las desventajas. 
  • EL ALCOHOL NO ES UNA DROGA: ¡Falso!
    La realidad es: Una droga es toda aquella sustancia que, al introducirla en el organismo, produce en el individuo modificaciones en su estado psíquico (percepciones, emociones y conducta). Las drogas adictivas pueden causar dependencia si se consumen repetidamente. Y como se comentó previamente, el alcohol encaja en esta definición dada por la OMS.
  • EL ALCOHOL PUEDE MEJORAR LA ACTIVIDAD SEXUAL: ¡Falso!
  • La realidad: El alcohol tiene un efecto depresor sobre el cerebro y la médula espinal. Así que, por más que desinhibe y genera el aumento del deseo sexual, por otro lado inhibe el proceso para la eyaculación normal.
  • EL ALCOHOL MEJORA LA DIGESTIÓN: ¡Falso!
    La realidad: El consumo de alcohol, tanto por poco tiempo como por mucho tiempo, puede producir gastritis. Seguramente sabes que parte de la “resaca” consiste en presentar dolor de estómago y náuseas o vómitos. Además, el consumo por años y/o de gran cantidad de alcohol puede determinar en modificaciones de tu sistema digestivo que generará malabsorción de nutrientes e inapetencia. Lo que genera déficits alimentarios graves (especialmente de algunos tipos de vitaminas).
  • EL ALCOHOL AFECTA A TODAS LAS PERSONA POR IGUAL: ¡Falso!
    La realidad es: Está descrito que hay unas personas más susceptibles que otras de tener problemas relacionados con el alcohol. Esto depende de factores genéticos, raciales e incluso del sexo. Por este motivo, para una misma cantidad de alcohol consumida, hay personas que terminan padeciendo enfermedades hepáticas, mientras que otros pacientes desarrollan pancreatitis u otras alteraciones.
  • SI BEBO “ALGUNOS” FINES DE SEMANA, NUNCA LLEGARÉ A TENER PROBLEMAS CON EL ALCOHOL: ¡Falso!
  • La realidad es: En la época actual, se ha puesto de moda la famosa “borrachera de fin de semana”. Estos pacientes pueden tener los mismos o mayores problemas que los pacientes que beben a diario a pesar de que lo hagan sólo en determinados días. La cantidad consumida es prácticamente la misma, con el consiguiente daño en los diferentes órganos (hígado, páncreas, cerebro) y además con mayor incidencia de accidentes de tráfico y agresiones.
  • EL ALCOHOL AYUDA DORMIR MEJOR: ¡Falso!
  • La realidad es: El alcohol te permite “conciliar el sueño” con mayor facilidad debido a que disminuye el nivel de conciencia pero, este sueño es fragmentado, lo que hace que sea de menor calidad y, por consiguiente, se descansa menos.

    Espero que estos mitos sean de utilidad para tu mejor comprensión del tema y posterior toma de decisiones que repercuten directamente en tu salud y bienestar.

  • ¡Cualquier duda con respecto a este, o cualquier otro tema, recuerda consultarme!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *