La Telemedicina un nicho de 50 millones de usuarios

Esta rama de la medicina moderna representa un campo totalmente lucrativo para todos los actores que hacen vida en dicha industria. La salud remota representa un nuevo modelo de negocio para aseguradoras y clínicas privadas.

La salud remota crece y crece. Según expertos las estimaciones de usuarios en apps relacionadas con la eSalud predicen que para el año 2020 se estarían realizando alrededor de 150 millones de consultas virtuales en todas las especialidades. Además con el aumento del uso de teléfonos inteligentes y tabletas estas cifras crecerán de una forma sostenida en un lapso de cinco años.

Además se dice que después de esa fecha, las aseguradoras calculan que más de 50 millones de usuarios usarán la monitorización médica a través de la telemedicina, en la que se incluye toda la asistencia médica aportada mediante el uso de sistemas telemáticos.

Estas cifras sin duda hacen pensar que el crecimiento sostenido permitirá mayor inversión tanto para la mejora de la atención y los recursos que equivalen a equipo para la intervención quirúrgica.

Los seguros de asistencia en viaje combinan desde hace tiempo servicios de un equipo médico -cobertura sanitaria, quirúrgica y farmacéutica- con la telemedicina, que permite desde una consulta remota a la teleprescripción de recetas médicas.

Según estimaciones ya el 25% del número de consultas serán por medio de las telemedicinas.

Actualmente muchas s aseguradoras están  ofreciendo  un servicio de mensajería instantánea que facilita la consulta de dudas sobre salud a través de una aplicación móvil. Su funcionamiento es similar a WhatsApp y permite el contacto directo con un equipo de profesionales a través de mensajes cortos.

Inicialmente, comenzó como un proyecto piloto, accesible para un grupo de asegurados con determinadas características y coberturas, pero ahora se está incorporando en determinados productos, como un servicio de valor añadido.

Esto sin duda redunda en ganancias y menor coste en inversión que en cualquier negocio tradicional representa saldo positivo y la “salud financiera” del sector.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *